23. Junagadh.

by

Girnar, si subes descalzo ganas el Cielo.¿Por qué se viene aquí? Para subir a la colina de Girnar. Y siguiendo la recomendación del recepcionista del hotel madrugamos para ir allí. Pero de todas maneras nos habría despertado el muecín  de la mezquita próxima, que parecía que lo teníamos dentro de la habitación. Cogemos un rickshaw y todavía de noche llegamos a la base de la colina.
Girnar.
Esta montaña, como Palitana, es un lugar sagrado para los jaínos, aunque aquí además de los templos de esta religión también hay unos cuantos hindúes. Además de lugar de peregrinación debe su fama al número de escaleras que hay que subir hasta la cima:  10.000. Sí, diez mil. Fueron construidas entre 1889 y 1908 y la carretera actual te ahorra tres mil: solo tienes que subir siete mil. (Y bajarlas). Están en muy buen estado y son de fácil ascensión. Nada que ver con las del camino de Machu Pichu, por ejemplo. Es de noche todavía cuando llegamos al arranque de las escaleras pero es hora de empezar la peregrinación y el ambiente es de tipo medieval, con pequeñas hogueras y puestos que te ofrecen té y algo más. Te vas a encontrar estos puestos a lo largo de toda la subida, incluso algunos de ellos tienen energía eléctrica hábilmente robada de los cables que suben hacia la cima.
Cuando empezamos hay un grupo de jóvenes que suben corriendo y al poco rato bajan de la misma manera. Como no van vestidos de peregrinos y además llevan chándal y por el tiempo trascurrido no han podido llegar hasta arriba, deduzco que son alumnos de una clase de gimnasia. También nos cruzamos, o mejor nos adelantan, algunos peregrinos jaínos vestidos de tales pero muchos menos que en Palitana. Y como allí también aquí hay porteadores que se te ofrecen para llevarte a cuestas.
La ascensión entre un bosque de teca es francamente bonita: está amaneciendo y la temperatura es ideal. Un punto negro es la cantidad de papeles y plásticos que hay por doquier. Lo curioso es que hay bastantes papeleras en forma de cajas de cartón pero los indios son uno de los pueblos que menos quieren a su país y así tiran todo por el suelo. A las tres horas llegamos a los seis mil escalones. Allí hay un pequeño templo hindú al borde del camino y al intentar hacer algunas fotografías del exterior una especie de santón nos dice que no se pueden hacer. Un señor intenta explicarme, sin mucho éxito, el porqué.
Tenemos una larga y amable conversación y el santón prohibicionista que asiste un poco atónito, y creo que sin entender nada, se bate en retirada. No me puedo creer que los indios no lo fotografíen aunque para ellos no es algo digno de atención; lo que ocurre es que el pájaro aquel se había hecho con el poder y había decidido utilizarlo. Pero resultó que esa etapa de los seis mil era solo la primera cima. Enfrente hay otro templo y para llegar hasta él hay que bajar y subir otro montón de escaleras; imagino que las mil que nos faltaban, pero decidimos no seguir y quedarnos allí como hacían muchos otros indios.
El lugar desde el que se divisa una vista maravillosa tiene varios puestos de fotógrafos muy curiosos: la moda es retratarse con unos tigres de peluche de tamaño enorme, casi al natural, y con escopetas de juguete; así los clientes pueden hacerse una foto como si hubiesen abatido un tigre, incluso posan con un pie encima de la fiera. Pero si no quieres un retrato tan violento también disponen de guitarras y de sombreros para que imites a un cantante country, imagino. Todo muy divertido.
En uno de los templos jaínos un gran letrero con prohibiciones en cuatro alfabetos distintos, uno de ellos el  inglés. Para que el personal se  entere. Uno de ellos dice: “Ladies in menstrual period should no enter the premises”. ¡Da gusto ver como evolucionan las religiones!
Por la tarde voy a la estación de ferrocarril para intentar solucionar los viajes de los próximos días. Caigo con un empleado eficiente y amable que me facilita la tarea. De camino paso por delante de la iglesia de “Saint Annes”, perteneciente a la diócesis de Rajkot. Siempre me sorprende encontrarme estas manifestaciones religiosas tan lejos de “su casa”, aunque seguramente algunos cristianos de la India podrían aducir que su religión llegó antes que el islam y éste no me sorprende.
Luego con Marisa vamos a ver un par de mausoleos muy interesantes que tiene esta ciudad. Para llegar a ellos accedemos a través del patio de un colegio y de allí por una cancela –sin ningún aviso prohibicionista de ningún tipo- pasamos por el patio de una mezquita. Un fiel musulmán nos dice que pasemos por allí sin problemas pero cuando lo estamos haciendo parece que a algunos otros eso es como un sacrilegio. Cuidado impío no pases calzado por donde no debes pero les importa un carajo que uno de los mausoleos que están al lado esté totalmente vandalizado. Y es precioso. Ambos lo son. Tienen una mezcla de influencias islámicas, hindúes y europeas y poseen unos minaretes de los más bonitos que he visto nunca. Para los amantes de las informaciones precisas. El más grande, el “Mahabat Maqbara” de 1892, es la tumba del nabab Mahabat Khan II quien murió en  a los 31 años.
Encontramos un sitio con internet, luego cena en el mismo restaurante que ayer y a dormir.

Anuncios

2 comentarios to “23. Junagadh.”

  1. jose luis Says:

    Muy interesante Ángel, me encantaría subir todos esos peldaños. De nuevo ausente, ha nacido mi segunda hija, Pilar. Hay una exposición fotográfica en el Tomás y Valiente hasta final de mes. Hoy fui con Lola, me han impresionado las fotos. Un abrazo

  2. Angel de la India Says:

    Joséluis, enhorabuena. Ya sabes que los hijos son una bendición. Por lo menos hasta que llegan a la adolescencia.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s