40. Hiroshima, día 2. Segunda parte.

by

Continuación de Miyajima.

Ya no me preocupa el circuito de las seis horas. Ni podría hacerlo, así que me voy a comer a un restaurante que recomienda la guía. Allí pido también la especialidad: hiroshima-fu kaki-iri kurawanka-yaki. (Que es muy gracioso cuando intentas decírselo al del restaurante leyéndolo de la guía y equivocándote a la tercera sílaba. Claro, no te dejan acabar y te dicen que te sientes que ya saben lo que quieres). Para los que conozcáis la cocina japonesa este nombre tan largo es un okonomiyaki de estilo hiroshimés con ostras. Como mi mujer me pide siempre que me fije en como se hacen las cosas de la cocina para podérselas explicar (que en mi casa se come con muchos toques asiáticos) en esta ocasión lo pude hacer pues lo cocinan enfrente tuyo. Y era fácil. Hay que tener una plancha de tres metros de largo por uno de ancho.

Hiroshima-fu kaki-iri kurawanka-yaki.

Tú, como cliente estás a un lado de ella y los de la cocina al otro. (Para hacerlo en casa no es necesario que la plancha sea tan grande. A no ser que pertenezcas a una secta de las que creen que al cielo se llega a través de la procreación). Se hace un crepe de unos 15 centímetros de diámetro en esa plancha. Encima se le echa un puñado abundante de lechuga cortada en juliana un poco gorda y encima un puñado de brotes de soja. Y encima tres lonchas de panceta. Todo este conjunto se va haciendo encima de la plancha. Por otro lado se cogen seis ostras, solo el bicho sin concha, y se ponen encima de la plancha y se cubren con una tapadera semiesférica. En otro lado de la plancha han echado un puñado de fideos cocidos, de esos gruesos que aquí se emplean en la sopa, y se les da unas vueltas. Luego se echa un huevo tal cual encima de la plancha y se rompe un poco pero sin batirlo. Se cogen los fideos y se echan encima de la especie de tortilla. Así tienes una parte que está encima del crepe y otra encima del huevo. Se coge la del huevo y se coloca encima de la del crepe. Se aplasta todo, se hace una incisión en medio y se colocan las ostras. Y a comerlo con palillos. Buenísimo. Pues todo igual pero sin ostras es el plato típico de Hiroshima: okonomiyaki.

Puedes ver las fotografías para intentar hacerlo en casa en esta dirección.

Cuando estoy a punto de irme se sientan a mi lado una pareja, madre e hijo, que parecen españoles.

Me voy a ver el Senjo-kaku, un gran templo pero no para rezar, solo para visita turística. Esta construido con grandes pilares de madera y como carece de techo, no de tejado, permite que se vea todo la estructura de carpintería. Enfrente hay una preciosa pagoda de cinco pisos muy fotogénica, pero muy difícil de fotografiar por su situación. Es de esos momentos en los que te gustaría saber dibujar. Como todas las pagodas está cerrada. Es de 1407 y tiene 28 metros de alto.

Los paseos por los caminos viendo todo esto también son una maravilla. Así me encuentro con el templo de Daisho-in. Y es una sorpresa porque la guía lo cita pero sin remarcarlo. Tiene de todo: templos, templetes, estatuas por doquier, jardines, estanques… y además me vuelvo a encontrar con Bizurusonzya.

Aquí dice que es el “Buda que cura los dolores” (ya veremos) y que familiarmente se le llama “Obinzuru”. Parece que había estado aquí el Dalai-lama por los abundantes testimonios gráficos.

Daisho-in. Bizurusonzya.

Este templo es uno de los más famosos de la secta Shingon. Este es uno de los grupos budistas japoneses de tipo esotérico que creen que se puede llegar a la iluminación a través de rituales combinando disciplinas físicas y mentales. Resulta que el fundador de esta secta fue nada menos que San Kobo Daishi, el que me encontré tantas veces en Shikoku. Y aquí me entero que esas figuras como de niños cabezones y con baberos se llaman Jizo Bosatsu y que aunque suelen representar a monjes budistas con bastones para andar, los visten como niños los padres que han perdido niños pequeños.


Hay un grupo de molinos de rezos pero puestos de una manera que demuestran la eficacia de los japoneses hasta para rezar.

Realmente éste es un lugar notable con algunos templos con figuras repetidas cientos de veces.

En un templo vi una trampilla y me metí en una especie de túnel. Era un pasillo largo y muy estrecho totalmente a oscuras donde en la pared había vidrios con figuras de Buda ligeramente iluminadas pero no tanto como para ver más allá de la figura. Lo que ocurrió es que debí entrar por la salida y estaba haciendo el camino al revés porque me encontré con un par de jóvenes japonesas bastante sorprendidas que no sabían que hacer. Yo como un idiota diciendo “sorry, sorry”. Las dejé pasar como pude. Imagino que cuando me vieron fuera y que era un estúpido extranjero que no sabía leer “Salida. No entre por aquí” en japonés entendieron mi error.

¿Por qué el budismo repite tantas veces una figura?

Vuelvo al templo shinto para verlo al final de la tarde. Ya hay muy poca gente pero me encuentro con dos jovencitas de Málaga y otras dos señoritas , una de Cuenca y otra de Cornellá. Llevo sin hablar una palabra desde que me encontré con los de Barcelona en Himeji, así que…Me sorprende encontrarme con españoles y además que estén tan pocos días. Ya lo había olvidado: es Semana Santa.

Voy a ver la puerta de nuevo desde un lugar desde donde se ve la puesta de sol. Estamos un par de docenas contemplando la maravilla. El agua ha subido con la marea y la puerta está como “flotando”.

Regreso con el ferry y luego con el tren. Allí me encuentro con la pareja que vi en el restaurante y que efectivamente han resultado ser españoles y madre e hijo. La señora tiene un marido importante y está totalmente eclipsada por él. Por favor, cuando vayas por el mundo no hables exclusivamente de tu marido, mujer, hijos o nietos. O de quien te eclipse o te haga sentirte importante. Habla también de ti. Que eres importante por ti mismo. Me dio un poco de pena que sino le hubiese dicho: “¿y tú que has hecho en la vida?”.

Me contó una historia muy graciosa de la que estaba convencida: según ella los japoneses se bautizan por el rito sintoísta y se casan por el católico. Espero que esté equivocada o que no se enteren los de la CEE.

Y así llegamos a Hiroshima.

Dudas religiosas y observaciones.

1. Observo que en la ceremonia religiosa de esta mañana las chicas tenían un papel subordinado. Ni los sacerdotes, ni los oferentes eran mujeres. O sea que siguen siendo figuras secundarias en todas las religiones a pesar de formar el grueso de los fieles, quizás excepto en el Islam donde el número de señoras en las mezquitas es ínfimo.

2. Las chicas que trabajan en los templos, sean sintoístas o budistas, llevan el pelo más largo y generalmente formando una trenza. Ni idea de porqué.

3. La ceremonia religiosa en Itsukushima-jinja ha sido de una belleza plástica increíble. Lo más bonito que he visto en mucho tiempo. Esos movimientos, esos rituales me parecen fantásticos para un ballet. Tenían precisión musical. Pero, ¿qué tienen que ver con la religión?

Estoy encantado que Mozart compusiese su Réquiem. Lo mismo que cualquier música desde el cancionero de la Colombina hasta el War Requiem deBritten, pero serían igual de maravillosas si en lugar de la petición de “Señor, ten piedad” del Kyrie eleison, se hablase de otro sentimiento dirigido a tu padre o a tu hermano.

Anuncios

Una respuesta to “40. Hiroshima, día 2. Segunda parte.”

  1. luigi Says:

    Gracias por la receta, seguro que la probaremos mas de un@!

    En cuanto a los adornos infantiles en las estatuas (a pesar de la fatalidad por la que se decora) no deja de parecerme de los mas ´ridi´ y kitch! Así como la repetición de éstas, creadas por mentes que tratan de inculcar visualmente su religión.

    Imponentes fotografías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s