16. Nara, primera parte.

by

Al regresar de mi excursión a Nara he estado escribiendo unas notas en el PC de la recepción. No es propiamente una “recepción” sino un cubículo que comunica con la entrada donde hay dos PC portátiles y conexiones para los que traen el suyo. Es un lugar incómodo, y, peor, muy frío. Además hay unas jovencitas francesas que a veces están allí y que fuman como demonios. Sólo porque el dueño no se preocupa de vaciar el cenicero no volveré a este hotel. En el de Tokio de una categoría similar no se fumaba. Y el lugar apesta. Podría haber más de 20 colillas. Quizás el dueño ha visto la cara que ponía y cuando iba a subir a la habitación me ha ofrecido un café. En Japón donde todo el mundo bebe té, el café debe ser como un regalo de categoría y yo que hace varios años que no lo tomo no me he atrevido a rechazar el ofrecimiento. Así que, quien lo diría, he roto mi abstinencia cafetera en Japón.

Esta mañana he cogido el tren para ir a Nara. Lo del ”JR Pass” da gusto. Ni siquiera tienes que sacarte el billete. Si en el tren hay posibilidad de reservar asiento lo haces si quieres pero si es del tipo de cercanías subes directamente. Me sorprende el espacio que hay para las piernas en los trenes japoneses. Y eso que no es un país que se distinga por tener sus habitantes unas piernas larguísimas. El revisor, o lo que sea pues no pide los billetes, pasa continuamente diciendo algo. No sé si advierte a los pasajeros que deben ser honestos y sacar los billetes o quizás como es un país con muchos budistas pasa recitando alguna salmodia de tipo religioso. Y, como en el tren que vine desde Tokio, cuando llega a la puerta se vuelve al respetable e inclina la cabeza y pasa al otro vagón. Si además nos diera una bendición todo sería perfecto. También lo hace cuando entra, pues puede haber pasajeros que lo están viendo. O sea que todo muy educado. Y por supuesto no he visto a ningún indocumentado saltar los tornos para entrar o salir. ¿Por qué lo que hacen en Japón no se puede conseguir en España? Menos mal que el Sr.Arias no coge el tren que si no añadiría a sus diatribas contra los emigrantes (¡Señor, que si gana Don Mariano que le haga ministro de la emigración! Porque seguro que sabe resolver ese problemas que no saben como hacerlo en el resto del mundo) el hecho de que algunos, igual que los nativos, decide ahorrarse un euro y saltar el torno de la estación. Siempre que los veo pienso en cómo gente que en algunos casos se ha jugado la vida para llegar hasta aquí puede meterse en problemas por tan poco dinero. La solución educativa sería coger a 20 emigrantes y 200 españoles que se hayan saltado el torno y meterlos en un avión y depositarlos a todos en el Chad o en Ruanda. Y hacerlo con mucha publicidad. Que allí no tienen ese problema porque no hay trenes ni tornos. O preguntarle a los japoneses. También podrían preguntarles como consiguen que no haya ni una pintada. Los que hayáis visto las películas americanas sobre la campaña del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo las de los años 50 y 60, -la de Iwo Jima de Eastwood, ni la de Malick no cuentan- recordaréis lo crueles que eran los japoneses con los prisioneros occidentales. (Los prisioneros americanos era muy valientes, los británicos muy estoicos y los australianos llevaban unos simpáticos gorritos de tela y eran muy chistosos). Uno de los tormentos que aplicaban los japoneses a los enemigos era clavarles astillas de cañas de bambú en las uñas. Que solo de pensarlo ya me duele. Pues no sé si también les hacen eso a los que cogen engorrinando una pared. Claro que en España habría que empezar por algunos críticos de arte y sobre todo con los alcaldes que dicen que eso es una manifestación artística y que hay que permitirlo y más, promocionarlo. Claro que podrían empezar por dejarles su casa y su coche para que fueran cogiendo práctica. Su coche particular, que el de la alcaldía no vale. ¿Qué le harán aquí, en Japón, al que hace una pintada en una torre gótica? Como decía antes: solo de pensarlo me duele.

Y con estos pensamientos llego a Nara.

Fuente ritual en la entrada de un templo.En las oficina de turismo una viejecita me explica muchas cosas, pero como hay un vidrio de por medio a pesar de que bajo la cabeza para poner la oreja por donde habla no entiendo nada. ¡Adiós a la eficacia japonesa! Luego me encuentro otra oficina de turismo y allí otra viejecita entusiasta, pero sin vidrio separador, me explica todo lo que puedo ver. Aquí funciona una asociación de jóvenes voluntarios budistas que hacen gratis de guía. Me ofrece el servicio pero le digo que mi nivel de inglés no es muy bueno. No quiero castigar a un budista a llevar mi ritmo de visita. Imagino que además de ganarse el cielo con tan buena acción también lo harán para mejorar su inglés y conmigo más que una mejora sería una “peora”. Pero la idea me parece estupenda. Tan buena que yo ya la había pensado para cuando consiga retirarme a mi pueblo. Solo hay que añadir a tu vocabulario de la lengua extranjera una serie de términos arquitectónicos y artísticos como pinturas murales, arco escarpano, caballeros calatravos y época represiva escolapio-franquista. Y algún insulto para los de los pueblos limítrofes, que siempre son los enemigos. Total que la viejecita de la información me pregunta que de donde soy. Pues allí había una joven pareja esperando que hablaban algo de español. Habían vivido dos años en Valencia y querían volver. Encantadores.


Lo bueno de Nara es que lo más importante está en un parque cerca de la estación y además de que el entorno es precioso se visita todo muy bien. Y además con letreros como éste:

Anuncios

Una respuesta to “16. Nara, primera parte.”

  1. Luigi Says:

    así los japoneses deben alucinar en madrid con la permisividad del “smoking”!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s