9. Tokio. Día 2, segunda parte.

by

Desde el mercado Tsukiji, en un paseo, hemos llegado a los jardines Hama-rikiy (o Hamarikyu). Entrada pagando. Todo muy cuidado. Los árboles muy bien podados. Un pino de más de 300 años. Bastantes ciruelos ornamentales que ahora están floreciendo y que el personal fotografía sin parar. Se asienta sobre una antigua villa de la familia descendiente del gran Shogun Tokugawa Ieyasu.


Jardines Hama-rikiy

Rodeando el parque unos edificios de oficinas enormes. Una monstruosidad. Hay una pareja en la que él toca un instrumento de cuerda y ella hace juegos malabares pero de mucha calidad. Nada que ver con los espectáculos callejeros de las Ramblas de Barcelona.

Malabares en Hama-rikiy

Los jardines bordean el río Sumida que desemboca muy cerca de allí en la bahía de Tokio. Hay un barquito, tipo golondrina, que te lleva por el río con varias paradas para dejar y recoger gente. Se pasa al lado de Tsukiji. Algunos barcos de pesca llegan directamente desde el mar hasta sus muelles.

Rio Sumida
No pasa casi ningún barco y me sorprende que este río se aproveche tan poco para el transporte fluvial. En las orillas del río algunas “viviendas” de “sin techo”. Nos bajamos en una de las paradas y pasamos por delante de un estadio donde se hacen combates de sumo, la lucha japonesa. Parece que aunque es el deporte nacional los últimos campeones son extranjeros. Extranjeros y gordos. Porque eso de “deporte nacional” debe ser como lo de nuestra “fiesta nacional”. ¿Cuántos luchadores de sumo hay en Japón? ¿Cuántos toreros en España? Ambos “deportes”, por sus requerimientos, son más elitistas que practicar bobsleigh en los Monegros.

Después nos vamos a Akihabara. El paraíso de la electrónica y la alta fidelidad. Tengo dos objetivos: el primero e inmediato comprar un convertidor de enchufe, porque en Japón no solo tiene la corriente a 110 voltios sino que además los enchufes son para patillas planas y yo lo necesito para cargar mis baterías. Y si no vas con un japonés o tienes tu enchufe en la mano lo tienes difícil pues la información está toda en japonés. Cuando he encontrado lo que buscaba en la cajita había unas cuantas banderas nacionales para saber si la tuya estaba allí e iba bien el convertidor pero resulta que la nuestra estaba en “etc…”. Pero ha funcionado. El segundo objetivo era visitar una tienda de la que me dio la referencia un amigo audiófilo. Y es que aquí se vuelven locos. Puedes elegir entre tal cantidad de agujas de giradiscos, de cables para conectar dispositivos de alta fidelidad…Y algunos precios que te caes de culo. Por ejemplo: un trocito de cable con un conector 1200 €. Sí, sí, mil doscientos euros. Claro que había más baratos. Pero también más caros. El colmo de la exquisitez: paneles de madera para forrar las paredes de la habitación donde tienes tu pick-up. Uno normalito a 560€ el metro cuadrado. Si tienes una habitación de 100 m² (¡qué menos te mereces!) calculo que necesitas unos 130 m² de madera para forrarla teniendo en cuenta puertas y ventanas. O sea unos 72.800€. No te calculo los cables para no amargarte el día y que te des cuenta lo pobre que eres. Ah, y además sin mano de obra.

He leído en algún blog que en Japón no son más baratos los productos fotográficos que en España. Imagino que eso depende de las marcas y de la evolución del cambio de la moneda. La única cámara que he mirado había un diferencia de más de 350€. En algunos aparatos que tenían que ver con la informática te advertían que solo funcionaban con el adecuado sistema operativo en japonés.

Y además de ser el barrio de la electrónica también debe ser un barrio con mucha marcha pues cuando nos íbamos llegaban grupos de chicas vestidas de la manera más estrafalaria que te puedas imaginar. Quizás estaban disfrazadas.

Al coger de nuevo el metro me doy cuenta de nuevo de su complicación. Entras en la estación. Después de un sesudo estudio de donde estás y a donde quieres ir (a algunos filósofos griegos les costaba menos tiempo el responderse a esas dos preguntas que a mí en el metro de Tokio), buscas la tarifa que debes pagar. Vas a la máquina. Le das al “English”. Pulsas la cantidad y echas las monedas: pulso en el 160 y echo esos yenes. Fácil. Me sale el billete. Pero resulta que en esa entrada solo puedo coger el metro en una dirección y yo voy en la contraria. O sea en el otro lado del andén. Pues eso está explicado detalladamente. Pero en japonés. Debes salir a la calle, cruzarla y al otro lado está la entrada para el otro andén. Y ya puedes entrar a no ser que hayas metido el billete en el andén de la primera entrada, en cuyo caso debes volver a sacar otro. Y eso que es el metro.

Regreso al hotel y escribo el borrador en una especie de bar-recepción.

Mañana último día tokiota.

Sin techo.

Sin techo en Tokio.

Mi guía dice que la población “sin techo” de Tokio está estimada en unas 30.000 personas. Y se localiza sobre todo en las orillas de los ríos, debajo de puentes y en algunos rincones de parques públicos. Suelen tener tiendas de plástico azul como viviendas. La mayoría son hombres de edad media y que han llegado a esta situación por los problemas económicos de este país, derivados de la depresión de los años noventa, después de la burbuja de las inversiones y precios altísimos de los activos en los años ochenta lo que motivó una prolongada reducción de las inversiones y del trabajo. Si bien ahora la tasa de desempleo es del 4% (CIA dixit).

Anuncios

2 comentarios to “9. Tokio. Día 2, segunda parte.”

  1. Luigi Says:

    !Qué bonitas e interesantes fotos!

    Aquí me temo que de seguir así con las hipotecas (quien las tenga) empezarán a aflorar muchas de esas tiendas en el Pº del Prado con mas y mas sin techo.

  2. Angel de Japón Says:

    Te aseguro que los sin techo de Tokio no querrían plantar su tienda en el Paseo del Prado. Cambiar un parque silencioso con unos lavabos limpísimos por el centro de Madrid no creo que sea un buen trueque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s