39. De pobres y monjas. Visiones en Meghalaya.

by

Al ver los pueblecitos de las cercanías de Sohra, el páramo que rodea Cherrapunjee, pensaba en la expresión que me contaba mi mujer con la cual las monjitas –o sus libros de texto- describían a los habitantes de las Hurdes: “pobres y depauperados”. No sé como se llamará en retórica esa figura pero seguro que tiene un nombre: repetir la misma palabra, una vez con su nombre vulgar y luego con el culto. ¿Sería una aliteración más una perífrasis? ¿O quizás simplemente un pleonasmo que tanto gusta a los espíritus conservadores?

Claro que no se emplean igual. Tú puedes decirle a tu cónyuge: “la hija del vecino del quinto sale con un cobrador del canon digital. ¡Pobre vecino!”, Pero no “¡Depauperado vecino!”. O sea que es lo mismo pero no del todo.

Ahora que, al margen de la figura retórica que sea esa repetición, a mí me queda como un poco redicho.

Monjas. Una visión de futuro o profecía (apócrifa).

Viendo estos días en Meghalaya la cantidad de iglesias y cristianos que hay, he recordado la exportación de monjas que hacen estos países, India, Bangladés, Filipinas…, a la católica, pero falta de vocaciones, España. Ves –en Madrid las he visto varias veces- a cuatro jovencitas indostánicas vestidas de monjas con dos monjas ancianitas españolas y piensas: ¿qué pasará dentro de 10, 15 ó 20 años como máximo? (Ni se te ocurra trasladarle la pregunta a tu primo, Mariano). Pues que todas las monjas de los conventos españoles serán ésas que hoy son las jovencitas orientales. Eso los conventos que con visión de futuro hayan ido a la importación que en los otros no habrá nadie. (No sé si la figura se parece más a la importación o a la adopción). Y en ese momento ese grupo de señoras de Manipur o de Madrás estarán cansadas del clima español, de no entender por qué deben votar lo del vigésimo segundo referéndum sobre el estatuto de autonomía de Cataluña, de que se les siga considerando negras africanas, de la secularización de la sociedad española, de la falta de representación femenina en la Conferencia Episcopal Española (¿para cuando la ley de paridad en la Iglesia?),…Y entonces se reúnen y dicen: ¿por qué no liquidamos todo, nos volvemos a nuestra tierra y con la pasta que saquemos montamos allí un buen convento entre los nuestros? Dicho y hecho.

Que ya ha pasado con monjitas blancas en algún convento de Europa.

Al tiempo.

Apéndice a la profecía para las órdenes y congregaciones no importadoras.

Las que no importan monjas, ¿qué les pasará dentro de 10 ó 20 años? Pues que en bastantes casos no habrá ninguna monja de esa orden.

Sé de un promotor (inmobiliario) que tras hacer un estudio del mercado (inmobiliario) eclesiástico está intentado convencer a sus tres hijas de 15, 16 y 18 años para que profesen en una congregación con un gran patrimonio de bienes raíces pero con una población monjil muy anciana. Les ha augurado un brillante futuro.

Mejor que un MBA, un ICI o un PTA.

Y no digo más.

Anuncios

2 comentarios to “39. De pobres y monjas. Visiones en Meghalaya.”

  1. Chiqui Says:

    Pues es verdad… ¿qué pasará dentro de 10, 20 o 30 años?… y ya no solo con las monjitas, claro.

  2. Angel de la India Says:

    Dentro de 10 años tú serás una señora estupenda y yo seré un jubilado que no podrá más que viajar con el INSERSO. (Si la sucesora de Rajoy no lo ha eliminado). Dentro de 20 años tú serás una señora estupenda y yo seré un anciano decrépito. Dentro de 30 años tú serás una señora estupenda y yo seré un cadáver (exquisito).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s