13. De Guwahati a Tezpur.

by

Así y mayor puede ser el jackfruitEl ordenador que me dejan tiene el teclado nuevecito con las letras más claras que he visto en todo el viaje. Pero resulta que además de los caracteres latinos tiene también los bengalíes y hay dos en cada tecla. Total, que despista un poco.
Ayer saque el billete para irme a Tezpur. Preguntas y te dicen que en cualquier compañía tienen autobuses para allí y que hay muchos, “many, many buses”. Pues en la primera no había, en la segunda me enviaron a los autobuses del gobierno, Assam State Transport Corporation, ASTC, y en ésta uno que se apiado de mí me explico que sólo había una compañía que hacía ese trayecto y además donde estaba. Al llegar al hotel me dicen que ha llegado una pareja holandesa y que también quieren ir a Tezpur. Son una pareja mayor. Veo a la señora e intento explicarle dónde se coge el autobús y se compra el billete. O me ha tomado por un gancho o era idiota. Me pasó otra vez con unos coreanos a los que intenté ayudar. Al final haré como en el chiste de los pastores y los condones: “¡Peor para ellas y si se quedan que se queden!”.
Hoy voy a desayunar antes de coger el autobús y también me timan. Ésta ciudad es terrible. Ayer en el hotel me intentaron cobrar casi el doble. Según ellos me habían dicho otro precio. Menos mal que me lo había apuntado y les enseñe la anotación. Y de día es habitable, pero en cuanto llega la noche este barrio es un infierno. Es una zona con una circulación espantosa que hace que el ambiente esté muy cargado, autobuses en marcha a punto de salir llamando a los posibles clientes, basuras en cantidad, desagües al aire libre… y encima siempre te encuentras a alguien que quiere sacarte la pasta. Claro que es una miseria pero a mí esas situaciones me molestan mucho. De día es menos tenso el ambiente, pero sigue siendo un caos.
Me voy a Tezpur a las 9 de la mañana en un viaje de cinco horas. El autobús no está mal. La salida de la ciudad es también horrible. He pensado que uno de estos conductores se moriría en Rangún en el primer kilómetro sin poder tocar el claxon pues aquí no paran ni un momento. Los coches intentan colarse sin guardar ningún comportamiento de las normas de circulación. Vaya, como en toda la India lo que pasa que aquí esta todo mas concentrado.
El recorrido hasta Tezpur es muy bonito: grandes extensiones de campos de arroz que en algunos sitios estan segando, pueblecitos agricolas con muy buen aspecto rodeados de palmerales, charcas donde la gente está pescando o cogiendo no sé que bichos antes de que se sequen y por primera vez en este viaje veo una plantacion de té. Assam es el gran productor del té que se bebe en este país pero hasta ahora no lo había visto.
Paramos a comer y la comida recompensa las desventuras de Guwahati. Me olvidé de una de ellas: la guía recomendaba el restaurante de un hotel de cierta categoría. En concreto decía que el menú no tenía nada extraordinario pero que pidieses el “menú local” y que escogieses entre la mejor selección de esta ciudad en especialidades de Manipur. Entre ellas citaba el “reongba”, un “chutney” o puré a base de “jackfruit” (un fruto similar al del árbol del pan, que puede pesar hasta 35 kilos y que tiene un sabor que dicen se parece al del plátano), el “nga-thongba”, un pescado con jengibre y con “chakhao”, arroz negro de Manipur. Como ayer no pude comer por ir a Hajo me fui pronto a cenar. En los restaurantes populares ya había gente pero este, elegante, estaba vacío. El maitre me dice que era muy pronto y que volviese en una hora. Le digo que de todas maneras lo que quiero comer es ese chutney y ese pescado. Desole! El cocinero de Manipur ya no trabajaba allí y ya no los hacían. Parece que el tío se mosqueo y me dijo que de todas las maneras los podría encontrar en cualquier hotel de la calle. Había olvidado que aquí a muchos “restaurantes” les llaman “hotel” y yo como un idiota diciéndole que hotel ya tenia y que lo que quería era esa comida. Y así acabe en el restaurante del sij de mala memoria.
Casi todo el viaje lo hago al lado de una señorita que no ha abierto el pico. Cuando se baja se me sienta al lado un señor al que le pregunto un par de cosas pues estaba leyendo un periódico editado en ingles. Me lo deja y hubiese sido mejor no hacerlo porque sólo cuenta desgracias. El precio de un periódico asamés: 3 rupias. Claro que tiene pocas páginas. Por el periódico me entero que en la isla de Majuli a donde pienso ir, hay un gran festival así que será más interesante pero quizás tenga problemas de alojamiento y no me pueda quedar.
Llegamos a Tezpur. Decido ir al hotel del turismo oficial de Assam. Aquí sí que me quieren, no como en Guwahati, pero sólo tienen habitación para esta noche y yo me quería quedar dos para descansar de las tensiones anteriores.
El hotel no esta mal pero tiene un aspecto de abandono total. La habitación con dos camas pero una detrás de otra. No lo había visto en la vida. No están puestas las sabanas y tienen los colchones y almohadas más sucios que he visto nunca. Cuando ponen las sábanas, como no los ves, parecen camas normales. Tengo que pedir la sabana de arriba, como siempre, pero me dan también una manta. Después del calor de Guwahati me sorprende. Y además hay mosquiteras. Pregunto si es que hay muchos mosquitos. Que no, que solo tres o cuatro por habitación.
Sobre la mosquitera.
Las mosquiteras dan un cierto aire de aventura, pero tienen dos cosas que no me gustan: siempre estan muy sucias y si se mete un bicho no puede salir o sea que se queda a pasar la noche contigo. Pero si hay mosquitos prefiero que haya mosquitera.
Por si vas a un sitio que no la tienen puesta , que a veces ocurre, pero que te la pueden suministrar: en ingles se llama “mosquito net”. Que es bien raro que haya pasado la palabra así del castellano al inglés. Y que haya pasado “mosquito” y no “mosca”. Es una palabra bien curiosa porque es un diminutivo de mosca y quizás los académicos de entonces creían que era una mosca pequeña y entonces tendrían que haberlo llamado “mosquita”. Si algún día tienes que explicarle a un extranjero lo de “mosquita muerta” veras lo difícil que es porque una chica así es todo menos “muerta” y menos “mosquita”.
¡Cosas del idioma!
Y ya estaba yo dentro de la mosquitera y he visto de reojo pasar un bicho y meterse debajo de la cama. Primero he pensado en echar un vistazo pero luego recordando como estaban los colchones he preferido no hacerlo porque no sabia lo que me encontraría debajo.
Tezpur.
La define la guía como la ciudad más atractiva de Assam. Es tranquila y limpia, sin grandes monumentos, pero donde debe ser agradable vivir. Lo que pasa es que como turista siempre buscas algo excitante y complejo, pero se agradece esta ciudad después de Guwahati.
Su historia es muy interesante. Había un demonio rey o un rey demonio, que no sé si es como un insulto o una característica de esa monarquía, con mil brazos y que tenía controlada a su bella hija. La guardaba en una fortaleza inexpugnable: la fortaleza de fuego. Pero fué en vano porque un gallardo príncipe consiguió llegar hasta ella y casarse. Al rey demonio no le sentó muy bien y alimento a sus serpientes, que las tenia como mascotas, con el propio príncipe. Lo que no sabía es que éste era nieto de Krishna, quien envió a sus tropas y hubo una gran batalla. Fue tal la matanza que el lugar es conocido desde entonces como Tezpur, la ciudad de la sangre.
Esto es mejor que lo de Santiago de Compostela.
Dejo el hotel y me voy a ver el Bramaputra. Una maravilla. Un río enorme y tranquilo con grandes bancos de arena y en aquellos momentos con una puesta de sol maravillosa. A las 16:30 se ponía en el horizonte acuático del rió. Luego me fui al centro de la ciudad en búsqueda de un lugar con Internet. Y luego a cenar. Una terraza llena de gente joven. Claro, es que se cenaba por 20 rupias. Y allí me tome el mejor lassi de todo el viaje. Acabé en una pastelería con un buen té y un buen pastel. Me estaba desquitando de mi anterior etapa. Y todos además gente encantadora.
Cuando regrese al hotel pensé algo que me pasa de vez en cuando: salgo del hotel de día pero regreso de noche y ya no es tan sencillo volver en un pais donde apenas existe el alumbrado publico y lo que hay es la luz que proporcionan los estableciemientos, que se apaga cuando cierran. Además este hotel, estaba un poco separado del centro, pero llego.
Como no me puedo quedar una noche mas, mañana me iré un poco mas tarde y así daré una vuelta por la ciudad.

Nota del editor (casi toda de Wikipedia).
Esta pequeña historia de Tezpur no sólo es trágica y grandiosa sino que nos toca algo más de cerca que esas peleas entre dioses a las que parece reducirse la complejísima mitología hindú. El rey que luchó contra las tropas de Krishna era Banasura, un asura muy poderoso y cruel. Banasura protegía tanto a su hija que construyó una fortaleza rodeada con fuego para que nadie llegase hasta ella. El sitio donde se supone estuvo la fortaleza todavía se llama así Agnigarh (“Agni” fuego en sánscrito, “garh” muro) en una colina de Tezpur.
Los asuras son diosecillos malos, llamemosles demonios, aunque la cosa no es tan fácil. Pero, y aquí está lo bueno, los Asuras son hijos de Kashyapa (hijo de Brahma) que es a su vez padre (ancestro) de los Devas, o diosecillos buenos, llamemosles ángeles, de las Nagas, las deidades serpientes o casi, y también padre de “toda la Humanidad” o sea nuestro padre. De ahí que somos como primos de la princesa citada, llamada Usha y que debamos tener un cierto interés en su felicidad.
Todos los muertos cuya sangre tiñó el Bramaputra y dió nombre a Tezpur eran de tercera. Aniruddha, el nieto de Krishna, fué rescatado vivo por su abuelo que no en vano es uno de los grandes dioses hindúes. Llevó a Usha a vivir a Gujarat, que no era mal sitio entonces para vivir.
Banasura también salvó la vida porque Siva rogó a Krishna que le perdonase y entre dioses no hay rencores, sólo entre sus fieles. Sin embargo Krishna le castigó cortándole cuatro de sus brazos; suerte que tenía mil de nacimiento. Hay pocas representaciones de Banasura, pintar mil brazos en torno a un cuerpo debe ser difícil sin el Photoshop.
Fue la primera guerra bacteriológica de la Historia porque tanto Siva como Krishna crearon bacterias de diseño de fiebres diversas para la ocasión.
Moraleja para padres endiosados: Es inútil y a veces peligroso intentar mantener a las hijas a salvo de los príncipes. Por cierto, Usha utilizó una magia poderosa (que Wikipedia no explica) para atraer a Aniruddha a su lado, así que tampoco estaba a favor de su padre.

Anuncios

9 comentarios to “13. De Guwahati a Tezpur.”

  1. Angel de la India Says:

    Doy gracias al editor por la informacion que ha añadido que es muy interesante pero no me gusta nada la foto que quizas creais que me he dejado bigote y he perdido 20 años. Que no soy yo. Que es un primo del editor.

  2. jose luis Says:

    Creo que por estos estados del nordeste hay muchas huelgas, normalmente de medio día.
    Has visto ya arañas XXL? Normalmente después del monzón salen por millones, aunque eso ya queda un poco lejos. En las montañas las verás y por las mañanas las telas de araña en el campo se aprecian perfectamente con las gotitas del rocío. Son gigantescas.

  3. Angel de la India Says:

    Joseluis, ?me quieres asustar?
    Creo que ya dije en otra ocasion que los mentores del editor de ESE cuando era un niño le decian que solo hay que temer al desorden y al pecado. Pues eso.
    Un abrazo

  4. Chiqui Says:

    Buff… ¿ves de reojo pasar un “bicho” y meterse debajo de la cama y puedes dormir tranquilamente?
    ¡ay madre!… ¿y lo de las arañas gigantes y sus enormes telarañas “rocieras”?
    Las ciudades sin luces por la noche
    Creo que yo soy demasiado miedosa para esto.

  5. jose luis Says:

    Lo del miedo no sé si lo dices por las arañas o por los huelguistas adoradores de Kali.

  6. Angel de la India Says:

    Es que Joseluis es un exagerado.

  7. jose luis Says:

    si si, ya me lo dirás cuando las veas.

  8. LUIGI Says:

    Chiqui, estoy contigo, madre mía que mieditis, y si la verdad es que yo tampoco podria dormir con esos “graciosos y encantadores” bichitos…

  9. Angel de la India Says:

    Voy a escribir una entrada sobre los bichos para eliminar dudas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s