11. Angkor VI.

by

Ya hemos visto todos los templos que están cerca y algunos de los lejanos. Solo nos quedaba uno a tiro de tuk-tuk y allí hemos ido. De nuevo con el conductor habitual. Devatas, ninfas celestiales, guardianas de Banteay Srei.Banteay Srei esta a 32 kilómetros de Siem Reap. Pensaba que habría poca gente pero no me daba cuenta de que muchos van con coche o con autobús y 30 kilómetros así no son nada. Pues estaba hasta los topes. No es sorprendente cuando la guía dice que es “la joya de la corona del arte de Angkor”. También un amigo me lo ha recomendado en este blog. Total, que no te lo puedes perder. Es realmente precioso. Un niño de una familia coreana o japonesa se hace una foto con una niña camboyana que esta en el lugar preciso para hacerse fotos. No hay mendigos en las ruinas pero a esta niña la ponen sus papas a las 6 de la mañana en aquella ventana, seguro. El padre del niño le da una propina a la niña camboyana. El mastuerzo del niño le pide también dinero a su padre. No entiende que a la niña le den y a él no, que además es el hijo querido por el sobrepeso que lleva. La pobre niña preciosa dentro de unos pocos años será obesa, con caries y quizás diabética pues la mayoría de los turistas le da caramelos. No saben que la pobre niña preciosa esta allí para conseguir dólares. Todavía hay algún ingenuo que la fotografía y se sorprende de que la niña le pida dinero. Seguramente ha pensado que ha conseguido la foto de su vida. Y de casualidad. Sí hombre, en aquella ventana y aquella niña.

Hasta este templo teníamos apalabrado el viaje con el conductor. Se puede ir mas lejos con un nuevo ajuste dinerario. La carretera esta bacheada pero el conductor ha preguntado allí y me ha dicho que lo que yo quiera. Y vamos. Dejamos la carretera asfaltada y cogemos una pista de tierra roja. Es ancha como una carretera pero llena de baches y barro. Afortunadamente hoy como ayer no ha llovido en todo el día. Kbal Spean esta a unos 50 kilómetros de Siem Reap. La guía dice que es de entrada gratuita pero está equivocada. Pero sí puedes entrar con el pase de Angkor. Se llama también “el río de los mil lingas” y es un sitio que recomendaría no perderse. Desde el aparcamiento caminas por un sendero entre un bosque muy tupido durante algo más de media hora. Llegas a un lugar de esos cinematográficos con río y cascada. Encima de la cascada, en el lecho del río hay grabados muchísimos lingas. También alguna figura de la mitología hindú. No es un sitio espectacular pero tiene un encanto especial. Y para llegar a él pasas por un entorno rural que no ves en Siem Reap. La guía también advierte que no te salgas del camino. Por si las flais. O sea, las minas. De vuelta pasamos por Banteay Samre que era uno de los pocos templos que queríamos ver y que nos faltaba. Casi vacio y muy bonito.
A las 6 en el hotel.

Encuentro diurno.
En Banteay Srei hemos conocido a una señora filipina que hablaba español. Vivía en USA desde hacia muchos años y ahora estaba dando clases de inglés en Tailandia, pertenecía a la “Peace Corps” o algo así. También había estado en Torrejón. Se nos ha descolgado cantando un pasodoble de un torero. No se que es peor que sólo nos conozcan por el fútbol o por los toros. ¡Si Don Santiago Ramón y Cajal levantase la cabeza!

Encuentro nocturno.
Cuando vamos a cenar nos pregunta una americana de unos treinta y tantos años. “Do you speak English?” Pues lo típico: “a little”. Estaba hablando con un par de conductores de tuk-tuk y quería saber si nosotros nos fiaríamos de ellos. Le iba a explicar que yo he ido mucho de paquete en moto pero que sólo iba realmente seguro cuando me llevaba mi padre. Pero no sé si me hubiese entendido así que le he explicado lo honrados que son los conductores y que te puedes fiar. Así que cogió el tuk-tuk. Espero que no maldiga mi consejo.

Anuncios

2 comentarios to “11. Angkor VI.”

  1. Luigi Says:

    Inquietante y a su vez placentero el viaje que nos proponéis en esta riqueza de recinto arquitectónico! (el mismo que cruzar la m30 de madrid!) Un beso

  2. Al de Camboya Says:

    Pues lo que he dicho otra vez el algún lugar de este blog: hay que ir pronto para poder visitar todo porque cada vez lo harán más dificil el acceso total y cada vez más fácil el llegar allí para que vaya más gente. ¿Ah! y cada vez más caro porque, como con el Taj Mahal, una vez que estás en Camboya ¿cómo no vas a ver Angkor aunque te claven de forma inmisericorde?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s