10. Angkor V.

by

La entrada principal de Angkor WatEsta mañana, como todos los días, a las siete y media ya desayunados estamos en la puerta del hotel. Se nos acerca un joven camboyano y nos dice que el conductor habitual está ocupado y que viene él en su lugar. Debe ser como un subcontratado y yo a los subcontratados les tengo un cariño especial. Es que mi ultima etapa profesional estuve rodeado de ellos y parece que les falta cariño. Que trabajan igual o más que los demás y siempre les pagan menos. Ya sé que son las leyes del mercado capitalista y que están mejor trabajando así que plantando arroz pero… Además eran estupendos. Y por fin hemos decidido ir a Angkor Wat. ¿Que os voy a decir de este templo que no se haya dicho? Hay un comentario de un amigo en una crónica anterior y dice cosas preciosas de el. Yo sí os recomendaría que no lo vieseis lo primero de todo sino que lo dejaseis para el final. Yo no he esperado más porque mañana y pasado mañana es fin de semana e imagino que habrá más turismo local y tailandés. Pues Angkor Wat es algo fuera de serie. Es lo que esperas encontrar cuando vienes aquí, pero es aun más. En la entrada hay una estatua de Visnú impresionante. Pues hoy había un grupo de indios rodando una película. Resultado: que estaba engalanada y con la mejor iluminación que puede esperar alguien que quiere hacer fotografías. Eran de Madrás, que he hablado con uno de ellos. Debía ser un documental porque había un indio venerable leyendo un libro pero a él solo le grababan la voz, no lo filmaban. Solo filmaban a dios. El final del recorrido es subir al nivel superior del santuario central. Vuelvo a decir lo de los arquitectos angkorianos: que no tenían en cuenta a los fieles. Se supone que cuando uno construye un templo lo hace para toda la eternidad. Pues los arquitectos de Suryavarman II no pensaban mas que en el “carpe diem”. Porque si ahora ves a los abuelitos que están en las iglesias de España ninguno de ellos podría subir a rezar a este templo. (Porque los jóvenes van a ver al Papa pero luego ninguno aparece por la iglesia) Y las religiones se alimentan también de las plegarias de los fieles, y aquí no hay quien rece. Afortunadamente han puesto una barandilla de hierro con unas escaleras de cemento en una de las subidas, o mejor bajadas, porque si no el sancta sanctorum estaría lleno de cadáveres de japoneses y coreanos de mediana edad, porque suben como gamos pero bajan como patos. ¿Has visto alguna vez a un pato con el culo gordo bajando de espaldas una escalera? Pues así.
En la salida una pareja de recién casados y su grupo de amigos se cambiaban la ropa de personajes camboyanos antiguos, con los que se habían retratado, por el de novios. Era muy divertido porque uno llevaba un cofre con joyas -imagino que de las de “todo a cien”- con las que se habían disfrazado y otra un montón de trajes. Parecía un botín pirata.
¿Será el Backheng de Wikipedia nuestro Bakon? Para acabar visita a Phnom Bakon, templo situado en una colina y donde la guía dice que hay multitudes para ver la puesta de sol. Como era mediodía, hacia un sol esplendido y un calor notable, estábamos solos. Un sitio encantador y con una vista preciosa.
Regreso al hotel. Como hemos llegado pronto hemos podido ir a comer. El primer día desde que salimos del avión. Después paseo por el mercado de Psar Chaa pues comemos allí y vivimos muy cerca. En los bajos de una casa están celebrando una boda. Entablamos conversación con una jovial camboyana casada con un francés y que vive en Phnom Penh. Se casa una sobrina. Nos invita a comer y cenar. Encima me dice que hablo muy buen francés. ¿Porque les parecerá eso a todos menos a la profesora de francés que tuve en la escuela de idiomas? Bueno, a los franceses tampoco se lo parece. La boda dura dos días así que igual vuelvo mañana.

NB Cuando era niño tenia un amigo que era muy lanzado. En alguna ocasión entrábamos en alguna boda y nos poníamos morados de pasteles y mediasnoches.

Lavabos.
Hoy hemos utilizado por primer vez los lavabos públicos del parque de Angkor. Un 8. Están muy bien, limpios, con papel, jabón… y gratuitos con el pase de entrada. Una particularidad: el papel higiénico mide 8 centímetros de ancho. El español 10. ¿Cual de los dos estará mal dimensionado?

Anuncios

Una respuesta to “10. Angkor V.”

  1. Luigi Says:

    ¡Qué ingenioso el simil de los patos! (es verdad)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s