7. Angkor II.

by

Ta Prohm, usado en la peli Tomb RaiderVisto el calor que hace, hemos decidido salir media hora antes: a la siete y media en el tuk-tuk. Lo heróico seria empezar a las cinco pero… El conductor nos pide que comprobemos si llevamos los pases de entrada. Imagino que alguna vez habrá llegado al primer control y habrá tenido que regresar al hotel y como vas con precio fijo…
Empezamos en Prasat Kravan. Templo construido en ladrillo en 921 con unos bajorrelieves preciosos. Quedan poco restos pero el lugar es muy bonito. Y es que aún no ha empezado el calor y no hay nadie. Aquí hay una curiosa historia en uno de los bajorrelieves. Visnú en una de sus encarnaciones aparece como el enano Varmana y quiere reclamarle el mundo al rey demonio Bali. Le pide educadamente que le deje un trocito de tierra para meditar. “¿Cuánto quieres?”, le pregunta el demonio. El enano le dice “solo necesito un trozo donde pueda dar tres pasos”. “De acuerdo”, le contesta el demonio. En ese momento el enano se transforma en un gigante que dando tres grandes zancadas cruza el universo. Moraleja: los demonios eran antes un poco tontos. ¿Os imagináis intentando engañar a Lucifer con una treta así? Y los dioses tampoco eran muy ingeniosos. Porque eres Visnú y te tienes que disfrazar de enano. Es como si el Espíritu Santo para despistar al maligno se convirtiese en gorrión o peor aun en periquito. ¿Cómo quedaría todo el arte sagrado barroco?
Después vamos a Banteay Kdei. Este templo tiene una de las clásicas imágenes de Angkor: las cuatro caras de Avalokiteshvara. está en un estado ruinoso pero merece la pena. De allí a Ta Prohm. Este es uno de los más famosos y más fotografiados de Angkor.
Es un templo que han dejado casi como los europeos encontraron el lugar: devorado por la selva. O la jungla, como dicen las agencias de viaje para estar mas en la línea de aventurero Coronel Tapioca. Así encuentras en este templo esas imágenes que has visto de árboles creciendo en medio y por encima de murallas, torres y corredores. Pero sigue siendo una experiencia única. La guía dice que era tan grande que se necesitaban 80000 personas para mantenerlo. Si vienes a Angkor, aunque sea por un día, este será sin duda uno de los que no dejaras de visitar. Increíble.
Luego Ta Keo. Aquí descubro una palabra inglesa que brindo a los que quieran poner a prueba a ese amigo casi británico sobre sus conocimientos de ingles (el problema será saber donde emplearla): “quincuncial”. Quiere decir que esta formando un “quincunx”. que tampoco sé como se dice en castellano pero que es una formación típica de Angkor.
En un cuadrado construyes una torre o un templo en cada vertice, y otro en el centro geometrico donde se cruzan las bisectrices. Pues eso es un “quincunx”. Y es lo que se utilizaba para hacer los “templos montaña”, que imitaban al monte Meru en la mitología hindú.. Y eso se lo encargaban a unos arquitectos de la estirpe más bastarda que había en aquella época. Las escaleras para subir a esos templos dan vértigo, sobre todo en este de Ta Keo para bajar del santuario central. Escalones de 40 centímetros de alto por menos de 10 de ancho. Nos coge una buena tormenta y a esperar. Para acabar Ta Nei. En la mayoría de los templos te deja el tuk-tuk al lado de la puerta principal. En este te deja en la entrada de una pista de tierra que se mete en el bosque (“Jungla” si quieres dar mas miedo) pues un letrero dice claramente que prohibido el paso. El conductor no ha estado nunca. Empezamos a andar. A unos 100 metros llegamos a una “T”. Por instinto voy hacia la izquierda y al poco llego a otro cruce. Regreso a la entrada y le pregunto al conductor que ha estado hablando con unos camboyanos. Que es hacia la derecha. Y que el templo esta a un kilómetro. Empezamos a andar y al poco aparece el conductor a la carrera que no, que es hacia la izquierda. Debemos seguir las huellas de un todo terreno que ha pasado hace un rato. Afortunadamente esta todo lleno de barro de la tormenta anterior y se ven las rodadas. Después de un par de cruces aparece el letrero que indica la dirección del templo. Esto nos tranquiliza pues el templo estaba unos dos kilómetros del tuk-tuk. En estos casos de duda yo suelo calcular el tiempo a base de un kilómetro unos 15 minutos. Así ya sabes que no has llegado, que esta a más distancia de la que te han dicho o que te has perdido.
Llegamos justo cuando empieza una tormenta mayor que la anterior. Es un lugar solitario en el que hay un par de muchachas de la empresa que controla esto: “Apsara Authority”. Hay una especie de porche de madera y nos invitan a sentarnos allí. Desgraciadamente no hablan inglés pues tenemos que quedarnos mucho rato porque la lluvia no cesa. Con ayuda de papel y lápiz y muchos dibujos: tienen 25 y 27 años. Solteras. Trabajan desde las 6 de la mañana hasta las 5 de la tarde todos los días durante dos semanas y tienen libres otras dos. De todas maneras salen 154 horas mensuales. Van y vienen en bicicleta pues viven lejos de allí. Salario: 20 dólares mensuales. No será un trabajo muy duro, no trabajan durante dos semanas aunque imagino que entonces tendrán que hacerlo en el campo, pero cobran 20 dólares mensuales. O sea 16 euros por estar 11 horas diarias en un templo abandonado a dos kilómetros de una carretera por donde no pasa casi nadie. Luego un policía te pide 5 dólares por cada pasaporte que pasa por sus manos. Pues allí estábamos esperando que pasase la lluvia cuando aparece nuestro chofer con su paraguas. Que se creyó que nos habíamos perdido. Aprovechó que apareció una pareja de extranjeros con un guía que sí conocía el sitio y se fue con ellos. Entonces paró de llover, vimos rápidamente el templo y volvimos al tuk-tuk.
!Pobres chicas!

Nota del editor:Quincuncial y quincunce están en el diccionario de la RAE y todos conocemos el quincunce aunque no sepamos su nombre porque es la figura de la cara de un dado que vale cinco. Dice la RAE:
Disposición semejante a la figura de un cinco de dados, con cuatro puntos que forman rectángulo o cuadrado y otro punto en el centro.

Anuncios

4 comentarios to “7. Angkor II.”

  1. Sesé Says:

    Me pregunto que haceis cuando llueve tanto con la ropa, lo digo por tu “reducido” equipaje, no podrás secar tu conjunto diario.
    Ya se que esto parece trivial pero es para tomar nota ya que yo soy la reina de los “por si”… por si llueve, por si hace frío, por si surje un compromiso….
    A pesar de todo, no sabeis la envidia que me dais…
    Un beso, Sesé

  2. Al de Camboya Says:

    Pues tengo un conjunto de artimañas para secar la ropa en una noche y por lo general podria ir solo con o puesto, pero por los imprevistos llevo mas ropa de la que necesito. Ademas en verano y en esta parte del globo no hce falta ropa de abrigo, solo para cuando regresas en algunos aeropuertos te puedes congela y necesitas llevar algo aunque solo o utilices unas horas. Pero en definitiva unos somos mas espartanos que otros. Pero siempre limpios, eh.

  3. Carmen Says:

    Ayer asistí a un documental “Cosmogonía antigua mexicana” y resulta que las civilizaciones mexicanas: olmecas, aztecas y mayas utilizaban también la forma quincuncial en los grabados de sus templos. Esto me lleva a pensar que, por un motivo que ignoro cuando el hombre se pone a pensar en el origen del mundo e inventa las religiones utiliza expresiones artísticas, rituales y morales muy parecidas. Supongo que muchos pensarán que es debido a la existencia de Dios que conduce a los hombres, yo, estoy en la línea de la evolución del cerebro humano (ver el artículo de”el sol” de 19 de junio)
    Por cierto que ayer saltó la noticia de que las corrientes cerebrales de nuestro pensamiento se pueden dirigir a la utilización de aparatos. Un campo fascinante. Lo de los dioses resulta entretenido pero inútil, cuando no peligroso. Para los que piensen que la religión consuela, les diría que lo que realmente consuela es la mano del amigo.

  4. Al de Camboya Says:

    Carmen, sé que has estado lejos y me han faltado tus comentarios pero este tan bonito y además la nueva información quincuncial suplen esa falta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s