Pasos de cebra

by

Xochimilco

Los usuarios de pasos de cebra no podemos tener de nuestros semejantes la idea roussoniana del “hombre bueno”. Más bien creemos que todos ellos forman parte de bandas organizadas cuyo único rasgo de bondad observable es que prefieren asaltarnos en nuestro hogar para que no nos sintamos extraños. Mientras, las autoridades responsables (¿otro oxímoron?) rumian la idea de túneles para viandantes y regulan el tiempo de paso de peatones en los semáforos utilizando como usuarios medios a velocistas jamaicanos. Eso sí, odian los coches que no sean oficiales o de Fernando Alonso. ¡Vivan Venecia y Xochimilco!