15. De Side a Alanya

by

Kizil Kule, La torre roja de SideHe dormido solo en el hotel. Vaya, quiero decir solo en todo el edificio pues los dueños estaban en otra casa. Claro que nunca me ha pasado nada pero algún día os contare alguno de los sustos que he, hemos, tenido en hoteles.

Después de lo poco que me gustó ayer Side hoy ha amanecido lloviendo y fresco, así que he dado una vuelta y me he ido a coger el bus para Alanya.

Todo esta zona de costa está ocupada por complejos hoteleros. La gente se te dirige en alemán, los precios están en euros e incluso hoy me han devuelto los cambios de liras en euros. Los admiten pero como luego la moneda no se cambia no saben que hacer con ella. Así te ofrecen monedas para que se las cambies por billetes de euros. Yo que aquilato tanto el peso de la mochila rápidamente me metería un par de kilos más. Si fuese bondadoso. Que no lo soy.

El dolmus te lleva de Side a Manavgat y de allí un autobús a Alanya. En el bus me siento al lado de una joven turca. Su marido la está despidiendo en la otogar. Habla algo de inglés. Le pregunto por lo de los bigotes en los turcos. Me dice que su marido no lleva. No le explico mi teoría sobre los 40 y los 50 pero le pregunto si cuando llegue a los 50 se lo dejará. “Trabajamos en un hotel y allí no esta permitido”. Y de repente me pregunta si creo en la reencarnación. Me ha dejado de piedra. Le he contestado: “Pues entonces no eres musulmana”. Y me ha explicado esas cosas de la religión universal. Pero la pobre se ha quedado desilusionada. Seguro que le hubiese encantado encontrarse con otro reencarnacionista. He estado a punto de decirle que sí para no decepcionarla. Gracias a ella me he bajado en la parada correcta muy cerca del hotel. No hay nada como hablar turco en Turquía. Pienso que seria muy feliz si me hubiese casado aquí porque solo sé decir en turco “muchas gracias” (tessekur) y “si” (evet) Mi mujer estaría encantada.

Ella- “¿Que te parece si tiramos este microondas que ya tiene 47 días y nos compramos unos que hace salacongrio esterling?”.

Yo – “Evet”.

Ella- “¿Que te parece mi amor si compramos una batidora esferoidal y así con las conchas de los mejillones y berberechos haremos espuma a lo Adria?”.

Yo – “Evet”.

Ella- “Me voy con mis amigas 15 días a Zara”.

Yo – “Tessecur”.

Yo tengo unos amigos que deben ser así porque ella se compra todo lo que quiere. Hasta un sifón de ácido desoxirribonucleico. Que es la única de toda la urbanización que lo tiene. Y es que este tipo de conductas se dan más en las viviendas unifamiliares.

Alanya.

Afortunadamente esto ya es otra cosa aunque el tiempo sigue malo. Mi amigo del “elsoles” me dijo que era época de lluvias en Turquía antes de irme pero pensé que era una broma. Ahora me doy cuenta que era una maldición.

El hotel esta muy bien y además al lado del puerto. La ciudad es agradable y tiene un par de cosas interesantes para ver. Vuelve a haber turismo europeo pero como es temporada baja no es abrumador. En la oficina de turismo el empleado me pregunta la nacionalidad para su estadística. Al decirle que español (he estado a punto de decirle de Bulgaristán) me ha preguntado si era seguidor del club de fútbol de Sevilla. Él me ha dicho que prefiere el Barcelona al Madrid porque el primero es de gente normal y el Madrid más aristocrático. ¡Toma ya! ¡Eso es un estudio sociológico! A mí esto del fútbol me deja descolocado. Una vez encontré un chino en Laos que se sabía todos los jugadores del Deportivo de La Coruña. Bueno, eso me dijo, porque como yo no me sé ninguno igual me engañó. Ellos dicen “engañar como a un español”.

(Deberíais hacerme un monumento por aguantar los sitios de Internet de Turquía. Apestan a tabaco. Tienen la música peor del mundo a toda pastilla. Y no sigo….)

Por la tarde visito la “torre roja” e intento ver las atarazanas selyucidas pero están cerradas. ¿Sabéis como se dicen “atarazanas” en turco? Pues “tersanes”. Que parece catalán. Así que ya sé otra palabra, pero me parece que no es muy útil en el día a día. ¿Porqué cuantas veces has dicho “atarazanas” en tu vida?

Sorpresas del día. Las dos en el hotel.

Primera. Los sanitarios son “Roca”. Que son los primeros españoles que me encuentro después de Barajas. He estado a punto de llorar de la emoción.

Segunda. En la tele del hotel no hay BBC ni CNN pero hay un canal porno japonés. Bueno, oriental. Y hacen unas cosas rarísimas. Debajo del agua. Buceando. Como tengo un amigo buceador se lo tendré que preguntar. Y tengo otro amigo que pasó el Missisipi y que le encantaría.

Anuncios

2 comentarios to “15. De Side a Alanya”

  1. Carmen Says:

    Al no me extraña que te vayas a Turquía y a India, tu visión de la mujer es muy doméstica y, ¿sabes? ya tenemos otras inquietudes.

  2. Al de la Indıa y de Turquia Says:

    Touché (con acento en la e, que aqui no se como escribirlo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s