AL de la India. Decimoquinta entrega. Templo de Somnat.

by

A este templo le pasó lo que a esos sitios maravillosos que solo conoces tú y alguien más y que un domingo aparecen en “El País Semanal” (EPS) Pues lo mismo pero hace varios siglos. Dicen que tenia 300 musicos, 500 bailarinas y 300 peluqueros para cortar el pelo de forma ritual a los fieles. ¿Te imaginas eso en el siglo X? Pues salió en el EPS del año 1024, en forma de una narración de un viajero árabe y dos años después Mahmud el Afgano, que lo había leído, llego hasta allí, robó todo lo que pudo y destruyó el resto. Y así siguió pasando durante varios siglos: los indios lo reconstruían y los invasores musulmanes lo destruían. La última destrucción fue en 1700 y pico. Y estuvo así hasta 1950 en que lo reconstruyeron por última vez. O sea que es de la época del Valle de los Caídos. Como resumen os diré que para un no-hindú no merece la pena a pesar de que tiene uno de los 12 linga de Shiva que hay en la India. En todos los carteles que hay en este templo te advierten de que no se pueden entrar cámaras fotográficas y debes dejarla en una consigna en la entrada. Pero también están incluídos todos los aparatos electrónicos incluidos los teléfonos móviles. Podría ser una sugerencia para la cristiandad. Pero lo que me hizo volver a la consigna cuando ya estaba entrando, antes de la revisión de las bolsas, es que también estaban prohibidas las calculadoras. Y entonces pensé en el ultimo recuerdo que me traje en la memoria de la balcanización y vulcanización española: ‘…viendo lo que esta pasando en España, la figura de José Maria Aznar se multiplica por 150 millones, o casi por infinito’. Declaraciones de Mariano Rajoy sobre el Líder. Y entonces, en Somnat, con la prohibición de la calculadora me imaginé a todos los creyentes del partido popular con la calculadora intentando comprender el alcance de las declaraciones de su líder y esto haría que llegasen a prohibirlas en las iglesias. ¿Algo así paso en Somnat?
Y saliendo del templo y sus prohibiciones cojo un rickshaw a Veraval donde llego justo a tiempo para coger el bus a Dwarka, mi próximo destino.

Anuncios

2 comentarios to “AL de la India. Decimoquinta entrega. Templo de Somnat.”

  1. Torpedo Says:

    Buenos dias/tardes/noches, desde algo cercano a tus antipodas sigo tu “BLOG-ALOG” , aunque sin colaborar demasiado. Con una conexión algo más decente, ya haré algún comentario, si antes no han des-vulcanizado España. Veo que los 150 millones se te ha quedado algo más grabado que tus compañeros de viaje los “ratonsitos” Pixie y “Dixit”, ¿no? Esta memoria selectiva…
    Espero tener noticias de las comidas de por allí, de los hoteles, las habitaciones seguro que a mi mujercita le gustará como inspiración a nuestro próximo nidito de amor.
    Un abrazo
    Juan Miguel

  2. Carmen Says:

    Tan lejos, tan cerca…
    Me encantan tus reflexiones encadenando lo nuevo, exótico y diferente que uno espera en un viaje de aventura como el tuyo con la cotidianeidad ramplona que nos invade por aquí y que, por desgracia, tendrán también por allí.
    Beso gordo, Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s