AL de la India. Entrega 31ªB fuera de orden. Amritsar.

by

Shaheed Baba Deep SinghMe tengo que quedar un día mas en Amritsar porque no he encontrado billete de tren para ir a Dehradun, mi próximo destino. Las posibilidades en Amritsar son volver por la parte antigua de la ciudad, beber más lassis y, por supuesto, volver al templo dorado, que por ser domingo tiene todavía más gente. Había olvidado contar que Amritsar es otro estado: Punjab. Es un estado pequeño, de sólo 50 mil kilómetros cuadrados pero con más de 22 millones de habitantes. O sea como Aragón pero con la mitad de la población de España. Se habla punjabí aunque ya encuentras bastantes que hablan inglés. Antes de la partición de la colonia británica entre India y Pakistán, el Punjab se extendía entre las dos partes. Y así se dividió la población entre una región musulmana en Pakistán y otra hindú y sij en la India. Lo que hizo que millones de personas se trasladasen de este a oeste y viceversa. Y se cometieron atrocidades y asesinatos en ambas partes. Se calcula que se trasladaron unos 10 millones de personas y pereció medio millón. Su capital, Chandigarh, es la de otro estado, Haryana, pues su capital histórica era Lahore y se quedó en Pakistán cuando la partición.
Los sijs.
Os digo lo que dije cuando los jainos: en Internet hay un montón de sitios donde se puede encontrar información pero voy a dar un resumen. Hay alrededor de 20 millones de sijs en la India, sobre todo en este estado, el Punjab, donde fue fundado por el Gurú Nanak en el siglo XV. Lo hizo como una reacción contra el sistema de castas hindú y en un intento de fusión del islam e hinduismo. Su principal ritual es la lectura de los textos sagrados. Sus templos se llaman “gurudwaras”. Creen en un solo Dios y no adoran sus imágenes aunque a veces ves representaciones pintadas de alguno de los diez gurús que ha habido. Dicen que es una religión igualitaria porque además de no creer en el sistema de castas, la mujer no está subordinada al hombre. Pero los que leen los textos sagrados y mandan en las gurudwaras son siempre hombres. O sea que es igualitaria, pero menos. Los varones sijs tienen varios signos que los distinguen. El más conocido es el turbante. Después del atentado de Nueva York, un sij fue asesinado en USA porque al llevar turbante alguien pensó que era musulmán. No se cortan el pelo (seguro que los hijos de los sijs quieren llevar el pelo corto sólo para llevar la contraria a los padres) y se dejan barba. Llevan una pulsera de hierro en la muñeca derecha y los más piadosos llevan un puñal o incluso una espada. Yo he visto bañarse a alguno en el estanque del templo dorado y no se quitan el turbante y como no quieren desprenderse del puñal en ningún momento se lo colocan encima de la cabeza. Habrá foto. Hay muchos sijs en el ejército y también conductores en toda la India. El actual primer ministro es sij. Y me parece que también lo es el jefe del ejército. Para evitar relacionar el apellido con el sistema de castas los sijs cambiaron el suyo por “Singh” (león) en el caso de los hombres y por “Kaur” (leona) en el de las mujeres. Así que casi todos se llaman de la misma manera. Los militares llevan una pegatina con su nombre y yo he comprobado que todos los que son sij se llaman Singh. Será divertido pasar lista en una clase donde el 90% se llama igual.
En el templo dorado hay escrita una historia que yo ya había oído cantar a Labordeta con otro protagonista: San Lamberto. El de aquí se llama de una manera más complicada, Shaheed Baba Deep Singh ji, y cuando lo leí dudaba con la expresión “his head chopped out” pero luego vi el retrato y no había duda: atacó a los musulmanes y le cortaron la cabeza, pero esto no frenó su avance. Colocó su cabeza sobre la palma de su mano izquierda y siguió cabalgando hasta…
Este templo está unido a la historia reciente de de la India. En los años 60 un grupo de militantes nacionalistas sijs quisieron crear un estado independiente al que llamarían Khalistan , “la tierra de los puros”, aunque también he leído que Pakistán significa “Tierra de los Puros”. Los nacionalistas siempre quieren ser los más puros. En los años 80 el templo fue ocupado por extremistas que querían la independencia. La primera ministra Indira Gandhi dio orden al ejército de tomarlo con el resultado de cientos de murtos. Después ella fue asesinada por un sij de su guardia personal. En 1988 fue ocupado de nuevo por extremistas sijs y vuelto a tomar por los tanques del ejército. Reparado de nuevo y hasta ahora. Por eso algunos occidentales creen que es difícil o peligroso venir a Amritsar pero eso pertenece al pasado. Es una ciudad tranquila y bastante limpia. Los templos sijs tienen una particularidad con respecto a los hindúes: tienes que ir descalzo como en ellos pero al entrar debes pasar por una pileta con agua como la de las piscinas de manera que se te lavan los pies cuando entras. Al salir hay gente que se da un trago de ese agua.
Y antes de coger el tren he vuelto al templo a ver la puesta de sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s